Competencias de la cerámica

Ceramany domina todos los procesos de fabricación de la cerámica, empezando por el procesamiento del polvo mediante el moldeo por inyección a alta y baja presión, así como el prensado en seco y el prensado isostático.

El subsiguiente mecanizado verde se hace en tornos y fresadoras CNC.

Después del proceso de sinterización, el procesamiento mecánico sólo es posible mediante el rectificado con herramientas de diamante. Podemos recurrir a los siguientes procesos:

  • Esmerilado plano
  • Esmerilado cilíndrico
  • Esmerilado cilíndrico interno
  • Esmerilado sin picos
  • Bruñido (Bruñido plano, Superfinish, Bruñido interno)
  • Perforado
  • Lapeado
  • Pulido

El preciso mecanizado del pulido permite mantener estrechas tolerancias de acuerdo con DIN ISO 2768-mK o incluso mejorarlas.

Nuestros materiales:          

Alúmina

Ceramany utiliza alúmina en muchas aplicaciones, ya que este material es muy versátil y, en comparación con otras cerámicas de alto rendimiento, es relativamente barato, con frecuencia más barato que el metal duro, debido a la proporción de tierras raras.

La alúmina se caracteriza por una muy buena resistencia a la abrasión y es casi tan dura como el diamante. Otras propiedades notables son la resistencia química, por ejemplo, contra ácidos y álcalis, así como la estabilidad a temperaturas muy altas.

La alúmina tiene una alta conductividad térmica.

Debido a la alta pureza del 99,7%, la consistencia y la resistencia a la corrosión también se pueden volver a mejorar significativamente. Debido a su alta resistencia dieléctrica, la alúmina se utiliza frecuentemente para el aislamiento térmico.

Óxido de circonio

El óxido de circonio (dióxido de circonio) se caracteriza por una resistencia muy alta a la flexión y a los impactos. Como resultado, el óxido de circonio es relativamente “blando” en comparación con otras cerámicas de alto rendimiento. Como resultado, el material es especialmente interesante para componentes en ingeniería mecánica y es muy adecuado como contraparte del acero o metal duro, p. ej., como bisel.

El óxido de circonio es biocompatible y, por lo tanto, adecuado para el sector alimentario, pero también para la tecnología médica.

Debido a la baja conductividad térmica, el óxido de circonio también se utiliza como aislante térmico. Debido al aproximadamente igual módulo de elasticidad y la misma expansión térmica que el acero, tiene sentido la instalación en montajes bajo tensión térmica 

Nitruro de silicio

El todoterreno entre las cerámicas de alto rendimiento ofrece una amplia gama de ventajas para una amplia variedad de aplicaciones. Debido a su baja densidad, este material es muy ligero, lo que lo hace especialmente interesante para sistemas con movimientos giratorios u oscilantes.

Como la alúmina, el nitruro de silicio es muy duro y químicamente muy resistente. En cuanto a la resistencia a los impactos, el nitruro de silicio se acerca al óxido de circonio y, por lo tanto, se puede encontrar en la construcción completa de máquinas e instalaciones cuando surgen muchos problemas al mismo tiempo.

Sin embargo, la mayor ventaja es su resistencia las altas temperaturas y al choque térmico. Es por eso por lo que este material se encuentra, por ejemplo, en sistemas de inducción. Además, el nitruro de silicio conserva toda su resistencia hasta casi 1000°C y apenas se expande.